QUÉ HACEMOS I APOYO AL ALBERGUE PARA NIÑOS "LA CASITA"

Más de la mitad de los niños que acuden al hospital provienen de pueblos y ciudades lejanos. Algunos de ellos tardan más de un día en llegar al hospital, por lo que cuando el tratamiento lo requiere, deben pasar largas temporadas en Santa Cruz sin poder ir a su ciudad de origen. En muchas ocasiones estos niños y sus familias no tenían dónde alojarse, y desde hace más de un año, la Dra. Yolanda Ernst, jefa del Servicio de Pediatría consiguió que le cedieran una pequeña casa, a la que llamaron “La Casita”, donde alojar a los niños que más lo necesitaban. 

“La Casita” consta de 5 habitaciones para un paciente y su acompañante, aunque en ocasiones hay tanta demanda que algunas veces tiene que compartir los cuartos. Las habitaciones están alrededor de un patio, donde los niños pueden jugar y las madres comparten. Tienen también una cocina, un baño y un pequeño taller donde algunas madres trabajan para sacarse un poco de dinero. Las madres hacen turnos para cocinar, limpiar, lavar, etc. Y cuentan también con una encargada fija (que fue madre de un niño que estuvo en tratamiento) que es la responsable del buen funcionamiento. 

La comida es donada por gente de Santa Cruz y AFANIC desde el 2011 está pagando la luz y el agua. 

Realmente “La Casita” se ha convertido en un pequeño hogar donde los niños y sus acompañantes no se sienten solos en una ciudad extraña para ellos, y además se sienten apoyados y en familia.