QUÉ HACEMOS | CONSULTORIO ODONTOLÓGICO

Actualmente para la mayor parte de los niños afectados con cáncer la cura es posible, es así que los avances en los resultados del tratamiento han generado la necesidad de un cambio en la atención de estos pacientes y sus familias, por ello se hace cada vez mas necesario un enfoque interdisciplinario de los cuidados del niño, trabajando en equipo los médicos, enfermeras, psicólogos , odontólogos y otros profesionales de la salud, pueden mantener al niño en las mejores condiciones de vida posible, mientras tratan la enfermedad.

Está demostrado que un paciente con una enfermedad de alto riesgo como el cáncer tiene más probabilidades de mejorar y aceptar mejor el tratamiento de quimioterapia y radioterapia teniendo una cavidad oral sana.

Desde marzo del año 2010 se ha creado un pequeño consultorio dental en el hospital para atender a los niños. La necesidad del mismo surgió por los siguiente: 

El ser humano desde que nace atraviesa por múltiples etapas y cambios uno de ellos es la primera dentición que inicia a los 6 meses de edad, es en esta etapa que el niño debe ir a su primera visita odontológica, por requerir de cuidados y educación preventiva mas aun cuando tiene una enfermedad grave.

En el caso del cáncer, los pacientes están predispuestos a múltiples infecciones bucales por el uso de quimioterapicos que dañan en gran medida la mucosa, dando lugar a mas acumulación de placa bacteriana, siguiendo con una mucositis (infección bucal), enfermedades gingivoestomacales, deficiencia alimentaria, en la edad de recambio dentinario es la causa de hemorragias gingivales agudas.

Si estas infecciones no son atendidas inmediatamente, los niños sufren mayores complicaciones, llegando a una desnutrición por no poder comer, bajas defensas sensible a contagio intrahospitalario pudiendo llegar a la muerte.

Por ello la creación del consultorio sigue unos fines específicos que son:
  • Disminuir las infecciones bucales. 
  • Realizar diagnostico preventivo de la cavidad oral. 
  • Prevenir y educar a los pacientes y familiares acerca del contagio bucal. 
  • Realizar seguimiento a los pacientes y tratamientos efectuados. 
  • Erradicar las caries en los pacientes. 
  • Controlar las mucositis y ulceras bucales. 
La odontóloga en el consultorio
El método de trabajo es el siguiente: 

Una vez que el paciente recibe su diagnostico pasa por el consultorio odontológico para recibir la educación oral realizando su historia clínica odontológica iniciando un plan de tratamiento. 

Se revisa una vez por semana todos los pacientes que se encuentren hospitalizados 
preferentemente los días miércoles para tener un mejor control en salas. 

Los padres son educados recibiendo una charla y folletos
 sobre la importancia que representa para el paciente estar con la cavidad bucal en óptimas condiciones y cuál es la vía de transmisión de ellos a los pacientes. 

Una vez determinado el diagnostico del paciente se coordina con el médico tratante.

Al cumplir los primeros meses de creación del consultorio, la odontóloga vio que tratar la cavidad oral en el consultorio del hospital no era suficiente, debido a que gran parte de los pacientes presentaban infecciones producidas por contagios de hongos y bacterias. 

Esta situación fue analizada y se vio por conveniente realizar visitas externas a los pacientes a objeto de determinar las causas de las afecciones arriba descritas. En las visitas, pudieron evidenciar por ejemplo: extrema pobreza en hogares donde no tienen cama, la familia durmiendo en el suelo, falta de agua potable, falta de alcantarillado, de baños, y presencia de animales e insectos. 

La falta de agua, de aseo personal, desinfección de utensilios e higiene son factores que facilitan el contagio de enfermedades estomatológicas poniendo en riesgo la vida del niño. 

Después de programar la visita, y una vez en el sitio, primeramente se realiza una charla de concienciación y buenos hábitos, posteriormente se realiza la revisión bucal a todos los integrantes que viven en el hogar del paciente recalcando la importancia de la higiene bucal, realizado del cepillado personal mostrando cómo deben lavar los dientes del paciente, como se debe limpiar el área donde se encuentra el niño y como recibir a las visitas . 

Los resultados han sido altamente satisfactorios, notándose que los pacientes no han vuelto a reincidir con las mismas infecciones y la higiene del entorno familiar ha mejorado, de esta manera el tratamiento del niño con cáncer se facilita aumentando la esperanza de vida del paciente.

Desde enero del 2013 el consultorio odontológico está siendo financiado con fondos propios del hospital.