QUÉ HACEMOS | PEDIATRAS DE TURNO

Hasta el 2003 el Instituto Oncológico solamente podía ofrecer al Servicio de Pediatría, durante la noche o los fines de semana, la asistencia esporádica de médicos generales que hacían turno en los servicios de adultos, y que se veía que no solucionaban los problemas pediátricos que se presentan. Se tenía la triste experiencia de los resultados funestos de algunas indicaciones dadas por los médicos de adultos. Existe una simbiosis evidente entre la medicina de adultos y la pediátrica, pero lejos de lo que podría parecer esta última requiere conocimientos y habilidades específicas adecuadas para la población infantil. De ahí la necesidad urgente de contratar pediatras que atendiesen el servicio durante los turnos de noche y festivos.

La necesidad de una asistencia médica continuada obliga a contar con personal que esté presente constantemente. Con ello el número de médicos debe ser el suficiente para cubrir los turnos de trabajo, con una cobertura de siete días de la semana. Concibiendo bajo este concepto medicina al pie del enfermo, con seguimiento constante, óptimamente 24 horas de 24.

Esta necesidad se ha visto cubierta en parte gracias al aporte de la ONG Operación 10 que desde hace muchos años se hace cargo del pago de uno de los pediatras que cubren turnos nocturnos, fines de semana y festivos. Es decir que este profesional junto con los que ya se encuentran trabajando en el servicio de pediatría consiguen cubrir la atención médica de los niños las 24 horas del día durante todo el año.



De este modo se han cumplen los objetivos que se tenían de la asistencia medica pediátrica, que eran los siguientes: 
  • Vigilancia y control del paciente para prevenir el fallo de las funciones vitales.
  • Tratamiento para intentar restablecer las funciones vitales afectadas y que no tiene porque coincidir con el tratamiento de la enfermedad de base. 
  • Conocimiento y detección inmediata de variaciones clínicas del estado el enfermo. 
  • Cambio de fórmulas y formas terapéuticas. 
  • Mantenimiento del equilibrio orgánico. 
  • Soporte de base de las funciones orgánicas. 
Estos médicos realizan Historias Clínicas de los pacientes nuevos, evoluciones, indicaciones, administración de transfusiones, curaciones y consultas de pacientes. Igualmente atienden a los niños ingresados en la Unidad de Terapia Intensiva. 

Cada pediatra de turno trabaja un promedio mensual de 12 guardias de 12 horas al año. En cada guardia el numero promedio de pacientes ingresados fue de 12, realizando entre 10 y 15 procedimientos por guardia que contemplan punciones lumbares, medidas de reanimación, curaciones, etc. 

Actualmente, los pacientes del servicio se benefician de constante vigilancia y asistencia médica con cualificación específica.